Historia de los relojes de hombre

Historia de los relojes de hombre
Resumen

Relojes de hombre

 El ser humano en su lucha contra su condición de existencia, ha intentado controlar el tiempo a lo largo de la historia. Desde los iniciales inventos de relojes solares, de arena o de mecanismos hidráulicos, hasta las obras de arte que hoy adornan las muñecas de elegantes hombres y mujeres, los relojes de hombre se han convertido en una prenda de vestir imprescindible que se adecúa a las diversas situaciones de trabajo, deporte o entretenimiento.

  Historia relojes de hombre

 En 1847 la Compañía Cartier fue fundada por  Louis-François Cartier y ya para 1874 su hijo tomo la gerencia, sin embargo la fama mundial de esta marca llegaría de mano de los nietos cuando uno de ellos, Louis Cartier tomó la decisión de fabricar un reloj para su amigo aviador Alberto Santos Dumont quien dijo necesitar un reloj que pudiera llevar con él a todas sus aventuras, tal como los relojes de bolsillo pero con la comodidad de poder consultarlo mientras piloteaba las naves. Se inició así la era de los relojes de pulsera para caballeros. 

 Moda y Marcas

 La moda es el conjunto de principios que en una época determinada, establecieron los gustos de un grupo específico de personas. En el caso de los relojes de pulsera, fue a finales del siglo XX cuando ya eran considerados más que un accesorio, de hecho en la actualidad las casas fabricantes han creado un estilo de relojes para cada locación  y ocasión.

  Si bien es cierto que existen infinidades de modelos y estilos de relojes de hombre, existen diez marcas reconocidas a nivel mundial que han editado modelos deportivos, elegantes, tecnológicos y casuales. Sin ningún orden preciso estas marcas son: Hublot, Casio, Tag Heuer, Omga, Lotus, Seiko, Rolex, Tissot, Patek Phillippe & Co. Y Cartier.

 Rolex es una de las mejores marcas, nacida en Londres, marcó un momento importante en la historia de esta prenda cuando diseñó el primer reloj resistente al agua que fue probado en el cruce del Canal de la Mancha.

 Por otro lado los relojes Omega, de origen suizo, son reconocidos por su precisión y por esto son seleccionados para el cronometraje de la varios eventos deportivos de talla mundial. En el caso de Tissot, nace en Suiza en 1853 como parte del grupo Swatch, posteriormente unido a Relojes Omega.

 Fue la primera en fábrica relojes para caballeros de plástico, madera y piedra. En la actualidad ha desarrollado tecnología táctil y varios de sus modelos se caracterizan por poseer un cristal revestido de zafiro sensible al tacto.

Arriba verifyserptrade